junio 15, 2011

El Consentimiento Informado

infopac-concent-informado

Definición

En medicina, el consentimiento informado o consentimiento libre esclarecido, es el procedimiento médico formal cuyo objetivo es aplicar el principio de autonomía del paciente, es decir la obligación de respetar a los pacientes como individuos y hacer honor a sus preferencias en cuidados médicos, el derecho del paciente a ser reconocido como persona libre y dueña de tomar sus decisiones.

El concentimiento informado tiene sus raíces legales en el Código de Núremberg, a través del cual jueces juzgaron a un grupo de médicos acusados de realizar experimentos sin informar a los paciente y que fueron caracterizados como crímenes en contra de la humanidad durante la Segunda Guerra Mundial. En 1964 se promulgó en la Asamblea Médica Mundial la Declaración de Helsinki, para orientar a los médicos en experimentos con seres humanos, y resalta la importancia del consentimiento voluntario dentro de los protocolos de estudio.

Características

  1. Capacidad: el individuo debe tener la habilidad de tomar decisiones. Los componentes de la capacidad de tomar decisiones incluye la habilidad de comprender las opciones, de entender las consecuencias de escoger una u otra opción y poder evaluar el costo y beneficio personal de cada consecuencia y relacionarla a sus valores y prioridades.
  2. Voluntariedad: Los sujetos deben decidir libremente someterse a un tratamiento o participar en un estudio sin que haya persuasión,manipulación ni coerción. El carácter voluntario del consentimiento es vulnerado cuando es solicitado por personas en posición de autoridad o no se ofrece un tiempo suficiente al paciente para reflexionar, consultar o decidir.
  3. Información: Las opciones deben ser comprensibles y deben incluir el objetivo del tratamiento o del estudio, su procedimiento, los beneficios y riesgos potenciales y que siempre existe la opción del paciente de rechazar el tratamiento o estudio una vez iniciado en cualquier momento, sin que ello le pueda perjudicar en otros tratamientos.

Excepciones al consentimiento informado

  1. El paciente revoca libremente por escrito su consentimiento (rechaza ser informado)
  2. El paciente es un riesgo para la salud pública
  3. En caso de riesgo inmediato grave para la integridad física o psíquica del paciente
  4. En caso de pacientes menores de edad o la incapacidad del paciente legalmente reconocida, física o mental (requieren un representante legal)

Documentación

El Dr. Patricio Andrades ha confeccionado un formulario de consentimiento informado para cada uno de los procedimientos que él realiza, que le será entregado previo a su cirugía y que están disponibles en esta página web. En cada uno de ellos, se incluye una explicación de la condición médica que justifica el procedimiento o tratamiento, así como una explicación de la finalidad y los beneficios. El Dr. Andrades le explicará en detalle el procedimiento o tratamiento propuesto, incluyendo las posibles complicaciones o efectos adversos y una descripción de otras alternativas, si las hubiere, y sus beneficios y riesgos relativos, así como un análisis de las consecuencias de no aceptar el procedimiento o tratamiento en cuestión.

El formulario de consentimiento debe estar firmado y fechado tanto por el profesional de la salud como por el paciente o su representante legal. Una copia del formulario de consentimiento firmado siempre está disponible para el paciente y su médico.

"Recuerde que el consentimiento informado no es una herramienta para proteger a los proveedores de salud de problemas legales y reclamos, sino un proceso en el que se toman las decisiones en forma conjunta y responsable por parte del paciente y el profesional"

2 comentarios en “El Consentimiento Informado

  • Hola Patricio.
    He estado revisando esta y otras páginas de profesionales de la cirugía plástica, porque quiero consultar y eventualmente someterme a una cirugía (muy menor por cierto). No obstante, me quede “pegado”, en este punto. El tema de los riesgos y complicaciones es un hecho innegable de una cirugía y el firmar este documento en el que de alguna manera se te dice (no respondemos por errores u objetivos no alcanzados), me llama fuertemente la atención. Me parece estupendo poder enterarme de esta práctica, ya que es mencionada. A lo menos se comenta en tu página, en otros sitios webs, no se comenta y lo peor, es que quizás uno se encuentre con este tipo de “resguardos”, al momento de ingresar a la clínica. Me encantaría saber tu impresión sobre esto, ya que me molestaría bastante encontrarme con un resultado incorregible en la cara o una sensación de arrepentimiento. Soy arquitecto y te aseguro que ningún cliente me aceptaría que le pidiera un respaldo firmado por si el proyecto u obra no responde a lo que ellos esperan.
    Muy atento a tus comentarios, recibe un cordial saludo.
    Felipe

    • Estimado Felipe,

      Como afirmo en mi página, el consentimiento informado no es para protegernos los doctores de cualquier reclamo o problema legal sino una instancia para que el paciente obtenga toda la información posible acerca de la cirugía que se quiere realizar y tome una decisión adecuada.
      Por supuesto que existen complicaciones postoperatorias que son innevitables, a pesar de que te operes con el mejor cirujano del mundo. Hasta él tiene complicaciones, las cuales no son culpa del médico ni del paciente, sino del azar. Por supuesto que es la intención del médico que no ocurra nada en el postoperatorio, y así es en la mayoría de los casos. Pero siempre existe una posibilidad de que algún evento adverso ocurra. Lo importante es prevenirlo o detectarlo precozmente para tratarlo y que no traiga mayores consecuencias.
      Cuando tu haces un proyecto arquitectónico, se lo presentas a tus clientes para que estén de acuerdo con todos los detalles (igual que nosotros los médicos), pero durante la construcción pueden ocurrir un millar de imprevistos que pueden demorar su entrega. Por ejemplo un incendio, accidente laboral o un terremoto. Estos hechos no son culpa de nadie, sino solo hechos fortuitos que pueden pasar y que por supuesto hay que tratar de prevenir.
      Muy distinto es quien se hace cargo de lo ocurrido. Como son dos partes las involucradas, ambas tienen que asumir roles en al manejo de estos eventos. El médico deberá tratar el problema y el paciente seguir el tratamiento. Como esto finalmente sube los valores originales de la operación, en mi caso no cobro honorarios médicos de ningún tipo, pero los costos extras en medicamentos, insumos y hospitalización los tiene que asumir el paciente y eventualmente su seguro de salud.
      Lamentablemente y cada vez con mayor frecuencia, los pacientes ante cualquiera de estos eventos piensan que es “negligencia médica”. La negligencia es la omisión, el descuido voluntario y consciente en la tarea cotidiana que se despliega o bien en el ejercicio de la profesión a través de la realización de un acto contrario a lo que el deber que esa persona realiza exige y supone. Esto es muy distinto a un hecho fortuito que puede ocurrir en el postoperatorio habiendo el médico cumplido todo lo que dice el “lex artis” y habiendo el paciente seguido todas sus indicaciones.
      Muchas gracias por tu pregunta y espero que esta respuesta te sea de utilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *